"Bienvenid@s a tod@s l@s jóvenes que se quieran acercar ya l@s adul@s les pedimos que abran nuestra puerta para comprobar que l@s jóvenes podemos cambiar".

Nuestros Videos.

Loading...

lunes, 18 de abril de 2011

Nota de Opinion - Diario La razon de Chivilcoy Domingo 17/04 - Revista Clip

Hoy les voy a hablar de un tema que se encuentra en debate, en nuestro país "la baja de la edad de imputabilidad de los menores a 14 años" propuesta del Gobernador Scioli.
Durante varios días he visto, oído, leído, una infinidad de datos sobre este tema de los cuales profesionales, especialistas, políticos, la sociedad entera opinaron y opinan de las distintas medidas que hay que tomar con los "menores" en nuestro país, estas son algunas de la alternativas que han expuesto desde distintos ámbitos: meterlos presos, educarlos en institutos, brindarles espacios educativos, encerrarlos, condenarlos, hasta matarlos…
Todo la sociedad opina, dice que es bueno, que es malo, que sí, que no, nos creemos con el "poder" de poder decidir sobre los demás sin importar nada: ahora mi pregunta es ¿alguien le pregunto a los "menores" - sin diferenciar clase social - que quieren, cuáles son sus necesidades, cuáles son sus sueños, sus proyectos?.. O los adultos vamos a decir también, que los niños no saben lo que quieren?... hasta este momento desde algunos sectores solamente se habla y habla desde una postura ultra conservadora y mediocre… hasta el momento aquellos que piden la baja de la imputabilidad de los "menores" no dan ningún tipo de alternativa de inclusión, integración, de protección y cumplimiento de los derechos de los niños/as y adolescentes, todo los contrario: sus propuestas llevan a mas exclusión.
Señoras, señor, sociedad ¿sabemos que nuestros niños/as menores de edad (18 años) tienen derechos que deben ser respetados y cumplidos por los adultos mayores?...y que hay un estado que debe garantizar que esto sea así?, no solamente por un deber político, sino también porque hay convenios en tratados internacionales que como país debemos cumplirlos porque si no estamos faltando a la Constitución.
Esta idea del Gobernador se propone en un año electoral, (¿qué intereses tiene gobernador?) a partir de esta propuesta se establece un debate que es tratado de manera poco seria por algunos sectores que dicen tener como objetivos un país diferente, un país con igualdad de oportunidades para todos. Es una falacia que las ciudades exitosas en materia de seguridad son las que operan con "tolerancia cero", en cambio, sí lo son, aquellas que invierten en prevención, movilizan conjuntamente las fuerzas sociales organizadas, las iglesias, las comunidades barriales, armando circuitos y programas de inclusión, promoviendo políticas sociales de: exclusión cero. Para brindar seguridad a todos/as los/as ciudadanos/as no es necesaria la promoción de un Estado gendarme que promueva una sociedad de control, castigo y represión sino la promoción de un Estado responsable y promotor de una sociedad democrática, defensora de los Derechos Humanos y de inclusión plena.
Los medios de comunicación que cuidan y responden a intereses propios se encargan de que el debate se desvirtúa y juegan continuamente con la instauración en la sociedad de frases, imagines, discursos repetitivos en donde rotulan a los niños como "menores peligrosos, menores violentos, matan y son impunes…"
Muchos hablan de los "menores" como si ellos fuesen los responsables de los problemas sociales que ocurren en este país y no pueden o no quieren ver "algunos" que en realidad ellos son las víctimas de esos problemas sociales, por favor otra vez nos vamos a dejar engañar… ¿otra vez?.. Para hablar con fundamentos, según los datos de la Procuración General de la Provincia de Bs As, en 2010 sobre el TOTAL de delitos denunciados en solo el 4% intervinieron menores de 18 años. Otros datos están en la página de la CEPOC donde esta analizado, además, ese 4% donde intervinieron menores de 18.
Es hora de dejar de mirar para otro lado y poner las cartas sobre la mesa: por qué no debatimos sobre los verdaderos corruptos, delincuentes que se ocupan del negocio que genera la trata de blancas, el tráfico de niños, el tráfico de órganos, la prostitución infantil, la explotación infantil, de los miles de negocios nefastos que tienen a los niños como víctimas. Por qué no debatimos sobre qué hacer con los "adultos" que ocupan cargos políticos, que no respetan a las leyes, que destruyen día a día a los sectores mas vulnerados y que están libres sin ningún tipo de condena.
No dejemos que se haga de este tema un debate sin coherencia, si de verdad se quiere hablar seriamente les propongo que pensemos detenidamente y analicemos unos minutos nada más sobre este tema, dejemos de lado las individualidades para no caer en la frase reiterativa ( ¿y qué haces si le pasa a un familiar tuyo?) que es utilizada en estos días por "periodistas, panelistas," en donde lo único que se hace es evadir el verdadero objetivo del debate: exigir el cumplimiento de la ley 13.298 que está vigente y que muchos ni siquiera saben que existe porque de ser así nunca se estaría debatiendo penalizar a un pibe/a de 14 años con lo que hoy implica pensar en el sistema carcelario o el sistema de internación en los institutos de menores en nuestro país.
Otra propuesta que les dejo es: que si "tantos" estamos de acuerdo en construir un presente y un futuro distinto con igualdad de oportunidades para los niños /as en la argentina entonces considero desde mi humilde opinión que lo primero que tendríamos que hacer es cambiar las palabras que se le depositan a los niños/as en actualidad: matarlos, encerrarlos, condenarlos, bajar la edad de imputabilidad. Yo la cambaría por integración, trabajo en los barrios, inclusión en las actividades culturales, deportivas, recreativas, llamarlos por su nombre, darles una mano, devolverles su identidad, ESCUCHARLOS Y RESPETAR TODOS Y CADA UNO DE SUS DERECHOS, pero para que esto suceda hay que arremangarse los pantalones, meterse en el barro (como dice Moffatt), dejar de lado los escritorios, los prejuicios, la ignorancia y las miserias humanas y empezar a abrazar, a tomar de la mano, a compartir, saber qué es lo que necesita el que tenemos al lado y estar dispuesto a ayudarlo sin horarios, sin responder a intereses individualistas, hacer de una vez por todas lo que en muchos discursos se dice. Para transformar esta realidad hay que a la práctica las palabras escritas es esos discursos idealistas, hay que mirar para todos lados y tomar consciencia de que los cambios en las sociedades la hacen los pueblos y no sus gobernantes.

Natalia Fracchia
Operador en Psicologia Social

Juez Emilio Calatayud

Loading...